Ilustraciones para el videoclip oficial del grupo de heavy metal de Mallorca:  HELEVORN

 

A finales de 2018, se me presentó de nuevo la oportunidad de trabajar para otra banda de heavy metal de Mallorca: los HELEVORN.
El grupo tenía las ideas muy claras: su nuevo single era una crítica social hacia toda la gente que, desesperada por la situación de su país de origen, cruzan el mediterráneo dirección Europa con la esperanza de hallar un futuro mejor. Sin embargo la realidad es que sólo algunos tocan tierra y su futuro es muy incierto. El resto, mueren engullidos por el mar. Mi objetivo era subrayar los momentos de inflexión de la canción con mis dibujos y darle, si cabe, más dramatismo. Este es el resultado final.

Si bien a penas hay animación, mi trabajo no fue menos fácil. De entrada los HELEVORN tenían una referencia visual muy concreta: el grabado.

Debido al plazo ajustado de entrega, era imposible llegar al nivel de detalle de los grabados antiguos. Sin embargo, inspirándome en estas referencias, propuse un estilo visual donde las tramas de rayas evocaban ese acabado artesanal de los grabados.  El trabajo de pasar a limpio y llenar todo de rayas fue de Xavi Canyelles, un compañero ilustrador sin el que no habría podido entregar a tiempo este encargo. Pero el trabajo duro vino bastante antes.

La historia iba a estar protagonizada por un niño huérfano a causa de la guerra que sube de polizón a una patera para salvar su vida. Acordé con la banda realizar 4 ilustraciones para cuatro momentos clave de la canción: el abandono del hogar, colarse en la patera, travesía por alta mar y la muerte del niño. Había un montón de conceptos a representar en cada ilustración y el presupuesto no daba para animar el personaje y explicarlo con su interpretación.

Mi idea fue plantear cada ilustración como un bodegón coreografiado de tal manera que pudiera hacer “volar” una cámara a través del dibujo y esa concatenación de imágenes fuera suficiente para transmitir el mensaje de la banda. El primero fue el más sencillo de todos.

El segundo dibujo ya era más complicado: el niño LLEGABA a la orilla, veía un montón de gente, se COLABA de polizón en la patera y zarpaba.

Pero el tercero es el que se lleva la palma. La indicaciones de la banda fueron: empieza con el niño en la patera rodeado de gente, el mar va sacudiendo la embarcación y la gente va cayendo por la borda, alguien coge al niño de la mano, el niño mira al cielo mientras llueve, el que le cogía de la mano cae al mar, el niño queda sólo en la patera…. ¿Cómo iba a TODO explicar eso en un solo dibujo? Obviamente el movimiento de la cámara ayudaría mucho, pero cómo plantear la composición de los dibujos para que todo encaje. Lo que descoloca mucho al concebir dibujos así es que a menudo se tienen que orientar los dibujos en sentido contrario a la lectura. Aunque parezca una obviedad, algo tan sencillo como éso fue una locura.

Este es mi favorito. De entrada comienza de derecha izquierda y baja serpenteando por todo el papel. Pero mi parte favorita fue una idea de Josep, el cantante de la banda: la ola que hace volcar al niño es en realidad una ola de personas. Ésa metáfora de gente matando a gente me pareció de un dramatismo exquisito.

Sin duda fue una experiencia fantástica que espero se repita pronto.